MORILLOS DE CHIMENEA

Morillos de hierro.
Se situaban en la base de la chimenea para proporcionar más ventilación y mejor fuego.
El propósito de los morillos es que al elevar el fuego, el aire puede entrar por todos los lados, de modo que arde mejor.
A principios del siglo XVI, se empezó a prestar atención a la decoración de los morillos, como verdaderos símbolos de estatus.

Categoría:

Año: S.XIX
Procedencia: Francia
Medidas: (Alto/largo): 18x38cm